Blog

El Eje Cafetero colombiano: Patrimonio de la Humanidad

Colombia es conocida por muchas cosas, algunas muy buenas, como sus esmeraldas, sus mujeres hermosas (¡hola, Sofía Vergara!), su increíble biodiversidad, su música… también se le conoce por cosas no tan buenas, una guerrilla que nació ante la desigualdad social desde los años 50, unos narcos famosos (o infames, más bien), que se han hecho más conocidos aún gracias a la exportación de narco-novelas y series que han tenido un éxito enorme. El que ha ido a Colombia sabe que Colombia es mucho más que eso. Es un país que enamora, que tiene algo para cada gusto, ya sea playa, gran ciudad, desierto, páramos; arquitectura muy moderna y vanguardista conviviendo con mi estilo favorito, el colonial.

Mis abuelos maternos son oriundos de Popayán, “La Ciudad Blanca”, en el Departamento del Cauca, al occidente del país, y mi madre de Cali en el Departamento del Valle del Cauca, al norte de Popayán, hoy les quiero contar de una región a la que le tengo un cariño especial y la que está orgullosamente encargada de la exportación más famosa de Colombia, la que opaca cualquier otro producto bruto que salga del país: El Eje Cafetero. IMG_8739

Y es que es tan grande el arraigo del café de Colombia en el mundo, que el señor Juan Valdés es igual de famoso que Maluma y que Juanes, y no en balde, a la Selección Colombiana de fútbol, que, por cierto, nos anda representando muy bien por estos días por Rusia, se les dice cariñosamente, “Los Cafeteros”.  En 1993 cuando estrenó “Café con Aroma de Mujer”, no me perdía una pelea acalorada entre la ‘Gaviota’ y Sebastián Vallejo (Margarita Rosa de Francisco y Guy Eckert), cantaba a pulmón herido “es su destino que un mal amor / vista su alma de negro duelo”,  y hasta hay leyendas urbanas sobre el día del final de la novela: se dice que las sesiones del Congreso Colombiano pararon para ver el final. “Café” hizo una mezcla perfecta precisamente entre ese mundo hermoso de las haciendas cafeteras y la Bogotá moderna, elegante.cafe-novela

La primera vez que visité esta mágica región, de colombianísimas tradiciones, fui con mi papá y una de mis tías. El eje es la región geográfica, cultura, económica y ecológica comprendida por los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío, la región del norte del Valle del Cauca y el noroeste del Tolima; sus ciudades capitales son Manizales, Pereira y Armenia. Esta región del país fue la primera en sacarle provecho al eco-turismo cafetero: puedes hospedarte en una auténtica finca cafetera, aprender el proceso del café de tus anfitriones, y te verás entre la gente más amable y hermosa que se puede conocer.

De hecho, por la importancia cultural del eje cafetero colombiano, la UNESCO lo declaró patrimonio de la humanidad en el año 2011, y se le dio el nombre de Paisaje Cultural Cafetero.

Lo primero que conocí de la región fue la hermosa Manizales, y el Parque del Nevado del Ruiz; esto fue hace muchos años, previo a la tragedia de Armero, donde, en 1985, luego de 69 años dormido, el Volcán del Nevado del Ruiz hizo erupción y arrasó con el pueblo de Armero prácticamente en su totalidad, dejando 23,000 víctimas mortales a su paso. Y una versión inicial del Parque del Café, localizado en Montenegro, Quindío. Años después regresé al Nevado, otra vez con mi padre, y aunque habían pasado muchos años, apenas se empezaba a recuperar la producción de nieve en la montaña. Ahora es más impresionante aún, porque te van contando toda la historia de cómo la tragedia de Armero se pudo haber evitado, o por lo menos, que sus daños, no hubieran sido tan enormes. Al Parque regresé hace poco. Sigue manteniendo la magia de la región, ¡pero ahora es como el Disney del eje! Tiene montañas rusas y atracciones para divertir a grandes y chicos (¡a mi hijo le encantó! Y a mi me encantó llevarlo igual que mi papá me llevó a mi una vez).

¿Qué más se puede hacer en la región cafetera?

Les cuento que no todo el mundo tiene la buena fortuna que tuvimos Ale y yo en nuestra visita: hospedarnos en una auténtica finca en el Departamento del Quindío. “La Cariñosa” es la finca de una amiga de una de mis primas más queridas y curiosamente, no es una finca de café, sino de mandarinas. Pero imaginen un lugar que pienso parecido al paraíso, donde para llegar tienes que pasar bosques de bambú, quebradas y, una vez llegas a la casa, estás literalmente, en medio de las montañas.

Pero ese mismo tipo de experiencia lo puedes tener en las muchas fincas que se han convertido en eco-hoteles y te proveen toda la experiencia. Muy seguramente, también te pueden dar jugo de mandarina recién exprimido en las mañanas. Si se deciden a visitar la región -ahora en verano es una época ideal, aquí te cuento las mejores atracciones de la zona:

  1. Como ya les comentaba, El Parque Nacional del Café: fue fundado por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, pertenece a la Fundación Parque de la Cultura Cafetera y es una entidad sin ánimo de lucro destinada a la preservación del patrimonio cultural e histórico del café en Colombia, a la promoción de actividades culturales, recreativas, ecológicas y al impulso del eco-turismo en la región.
  2. Parque Nacional de los Nevados: se encuentra ubicado en la Cordillera Central en la Región de los Andes en Colombia. El parque comprende los pisos térmicos correspondientes a los de frío, páramo, super-páramo y nieves, por lo cual sus ecosistemas principales son los bosques andinos, páramos y glaciar. Incluye además las cuencas hidrográficas de algunos ríos. parque-nevados
  3. Los Termales de Santa Rosa de Cabal: ubicados en Risaralda están las aguas termales de Santa Rosa de Cabal. El agua medicinal que brota de la tierra y se funde con la pura y fresca que baja de las montañas, a más de 100 metros de altura, y se ramifica en pequeñas cascadas y duchas naturales, ofrecen un espectáculo sin precedentes. Screen Shot 2018-07-03 at 12.26.13 AM
  4. Salento, Quindío: ¡este municipio es el sueño de Instagram! Casitas de colores, artesanías, balcones y la cuna del árbol nacional de Colombia, la palma de cera. Desde el Valle de Cocora hasta caminar por el pueblo, Salento es considerado uno de los pueblos más lindos de Colombia.
  5. Parque Panaca: es el primer parque temático agropecuario en el mundo y este es el más grande de Latinoamérica (en Cundinamarca también hay un Panaca, donde yo le di leche a terneritos, cargué conejitos, mi madre casi se lleva una cabrita bebé -hasta que empezó a llorar y mi hijo vivió una experiencia muy distinta a lo que es la vida en Miami). panaca
  6. Jardín Botánico del Quindío: es un lugar para aprender sobre el medio ambiente y su importancia; hay un mariposorio, se dice, el mejor diseñado del mundo. Queda a 15 minutos de la capital de Armenia. jardín-botánico-del-quindío-around-armenia-2
  7. Parque los Arrieros: aquí podrás recorrer senderos ecológicos, aprender sobre la historia de la arriería y conocer el proceso artesanal de la molienda de caña, entre otras actividades. Hay un trapiche y la casa del arriero, cabañas y capilla típica de la cultura cafetera. Está ubicado en la vía a Montenegro, en el Quindío. (Foto cortesía Parque Los Arrieros)pasadia-parque-los-arrieros-aerodestinos-agencia-viajes-turismo-travel-tulua-colombia-excurciones-nacionales-1
  8. Recuca: también conocido como “El Recorrido por la Cultura Cafetera” es una experiencia interactiva profunda con todo lo que rodea la producción de una taza de café, desde la siembra de una planta hasta el momento en que se sirve una taza. El Recorrido por la Cultura Cafetera esta localizado en la Finca la Chapolera, Vereda Calle Larga, Corregimiento de Barcelona, Calarcá Municipio del Quindío. Todo esto queda a 18 kilómetros de Armenia, capital del departamento. De los destinos turísticos del Eje Cafetero, este es el mejor para conocer el café colombiano. recuca_quindio_1

Todavía quedan muchos tesoros naturales por descubrir en Colombia, y una sola visita no te será suficiente; desde nadar entre los manglares a la luz de las estrellas hasta observar aves raras en las montañas. Los colombianos también saben cómo darse el gusto, y un viaje a la tierra del realismo mágico no estaría completo sin dirigirse a los mejores lugares para comer, beber y bailar. Contrario a otras regiones del país, encuentro la región cafetera una tranquila, donde disfruté más levantarme temprano para ver una vaca llegar a saludarme al desayuno, que amanecerme en una buena rumba en Bogotá. Todas las regiones de Colombia tienen su encanto. Te aseguro que no te arrepentirás de ir a descubrirlo.

Hay una letra de un bambuco de un compositor tolimense, Rafael Godoy, que es prácticamente un segundo himno de Colombia:

A mí cánteme un bambuco 
de esos que llegan al alma, 
cantos que ya me alegraban 
cuando apenas decía mama. 
Lo demás será bonito 
pero el corazón no salta, 
como cuando a mí me cantan 
una canción colombiana. 
¡Ay! que orgulloso me siento 
de haber nacido en mi patria

Así es como debemos sentirnos todos sobre nuestra respectiva patria.

 

Advertisements

La Catedral de Sal, La Primera Maravilla de Colombia

Desde niña, me sentía muy especial con la mezcla cultural de mis padres: Colombia y Puerto Rico. Esa mezcla de las montañas de Bogotá y el Valle del Cauca -donde nació mi madre, y mi bello mar del Caribe y el Atlántico, donde nació mi padre y donde nací yo, literalmente, frente al Atlántico, en San Juan. Mucho he escrito sobre Puerto Rico. Un poco menos sobre Colombia, aunque no por falta de tema, amor o inspiración. Por el contrario, Colombia es un país con tanta variedad cultural, topográfica, arquitectónica, musical, que se me hace realmente difícil encontrar por donde empezar. Mi madre se fue muy joven a vivir de Cali, Valle del Cauca, a Bogotá, la capital. Siempre me inculcó amor por Colombia, por la familia, por esos tíos y primos que me esperaban con alegría todos los veranos cuando llegaba a pasar mis vacaciones de verano. Entonces a pesar de haber nacido y estudiado en San Juan, Puerto Rico, Colombia siempre ha sido un segundo hogar. Y de mi segundo hogar hoy les quiero contar de un lugar, cerca de Bogotá en el Departamento de Cundinamarca, que puedes visitar en un ‘day trip’, y que es considerado la primera maravilla del país. Si me lees y me sigues, también sabes que me gustan mucho las iglesias, no tanto por motivos piadosos (aunque a veces sí…), sino porque me parecen fascinantes como museos. Pues esta maravilla se trata de una catedral. Pero una catedral muy singular, la Catedral de Sal de Zipaquirá. Esta es su historia:

La catedral no es la iglesia típica. Se encuentra en una mina de sal. Los depósitos de sal de las Montañas de Zipaquirá datan de 200 millones de años atrás; sí, ¡casi de la época jurásica! Bajo presión y calor, la sal se desplaza de manera similar a los glaciares, por lo que se pierde el rastro de la estratificación y se crea una masa homogénea de sal. La acumulación de los depósitos de sal formó montañas por encima del nivel del altiplano, lo que facilitó la excavación de túneles para su extracción. Evidencias de antiguas explotaciones de los yacimientos datan de tiempos previos a la llegada de los españoles en el Siglo XVI. Los indígenas muiscas del cacicazgo de Bacatá llevaban décadas extrayendo el mineral, que intercambiaban para conseguir otros productos. Mucho después de la conquista de América, a inicios del siglo XVII, comenzó la explotación por túneles de la montaña.

Pero no los aburro con la parte científica.

Una tradición de santuario religioso, creado por los propios mineros que trabajan la zona, ya existía desde antes de la inauguración de la catedral original en 1954. Esta se le dedicó a la Virgen de Nuestra Señora del Rosario, patrona de los mineros. Fue en 1932 que un directivo del Banco de la República de Colombia tuvo la idea de construir una capilla subterránea, impresionado por la devoción de los obreros antes de iniciar su jornada laboral. Y es que después de ver en vivo y en directo en televisión y luego la película de los 33 mineros de Chile, yo también me persignaría bastante antes de entrar a trabajar a una mina… Pero bueno, volviendo a Zipaquirá, los trabajadores adornaban los socavones con imágenes de santos a quienes imploraban protección antes de iniciar sus labores. En 1950, en medio de una visita que realizaron los expresidentes de la República, Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez, los mineros de Zipaquirá les solicitaron un aporte para mejorar el altar a la Virgen María que habían hecho a la entrada de la mina. Con ese apoyo, la tarea fue entonces encomendada a un arquitecto bogotano (José María González), y un 7 de octubre de 1950 iniciaron los trabajos de construcción de esa primera catedral; la idea era aprovechar el tamaño de las cavernas ya explotadas que habían quedado en el interior para diseñar una iglesia en el fondo de la tierra. Y esta fue inaugurada un 15 de agosto de 1954, a una profundidad de 80 metros bajo la superficie. La mina poseía cuatro niveles de explotación; la antigua catedral estaba ubicada en el segundo nivel.

​Pero ya para 1978, la antigua iglesia de los mineros estaba a punto de generar una tragedia. Debajo, a 150 metros, continuaba la explotación del mineral ancestral. En toda la historia siempre ha estado presente la devoción y la fe; los mineros –artesanales o tecnificados– se han consagrado siempre a un ente espiritual que les brinde protección. Los indígenas se entregaron a la misma sal y los mestizos al catolicismo. Comenzando el siglo XX la devoción de los mineros era tan profunda como los túneles que se adentraban cada vez más entre la tierra.

En 1990 comenzaron a presentarse problemas estructurales en uno de los niveles, donde estaba ubicada la iglesia. En ese momento, el espacio religioso era de suma importancia tanto para los mineros como para los habitantes de Zipaquirá y ya se había convertido en un atractivo turístico. Por lo cual, y en aras de evitar una tragedia, un ingeniero pensó en la necesidad de realizar una nueva iglesia en lo profundo de la tierra.

El primero de los sectores del nivel Fabricalta, que funcionó desde 1978 hasta que se agotaron las reservas de sal en 1982, fue el escogido para albergar la catedral que se conoce y se puede visitar hoy día. Las cavidades por donde en años pasados hombres y máquinas extraían la sal, quedaron vacías y en perfectas condiciones para acoger a los feligreses.

Se llevó a cabo un concurso nacional para decidir quién sería la persona encargada de diseñar la transformación del primer sector del nivel Fabricalta en una catedral hecha de sal, con el aval del Instituto de Fomento Industrial y la Concesión Salinas. Participaron 83 firmas de arquitectos. Roswell Garavito Pearl fue el escogido y durante tres años (1991-1993) trabajó en la nueva catedral de la mano del departamento de ingeniería, en cabeza del director técnico, el ingeniero Jorge Enrique Castelblanco.

Los socavones de diez metros de ancho, 16 de alto y 120 de largo, se convirtieron en las cámaras de las estaciones del viacrucis. El arquitecto Garavito estudió escenas, documentos y relatos bíblicos cuyo simbolismo y significado plasmó de forma abstracta a partir de los espacios que la minería había dejado.

Así mismo, se rescataron varias esculturas y elementos que habían hecho parte de la antigua iglesia y se tuvo en cuenta el trabajo de artesanos y talladores, como José Vicente Pinto, quien talló en sal el 40 por ciento de las obras de la nueva catedral.

Finalmente, el 16 de diciembre de 1995 abrió sus puertas la nueva, actual Catedral de Sal de Zipaquirá, que fue catalogada en 2007 como la primera maravilla de Colombia y en 2016 tuvo más de medio millón de visitantes. Los mineros hicieron todo el trabajo. Sus manos extrajeron la sal por generaciones y luego formaron con ella altares y columnas de una obra única en el mundo.

Los sitios más importantes del Parque de la Sal son:

  • La plaza en donde se encuentra la cruz, en lo que se denomina “El Eje Sacro
  • El Domo Salino
  • La Mina
  • El Museo de la Salmuera, construido en los tanques ya en desuso. Es uno de los lugares más importantes del Parque de la Sal después de la Catedral y es donde se aprende de la explotación de sal, de la construcción de la obra de la catedral, entre otros interesantes datos.
  • El embalse
  • El área de bosques
  • La Catedral de Sal, iglesia subterránea en donde se encuentra además del santuario religioso, el Auditorio.

Aunque la Catedral en sí misma es el principal atractivo, y se los recomiendo como un lugar único en el mundo, ella forma parte del complejo temático, El Parque de la Sal, que constituye una reserva natural única que contrasta con una de las actividades de explotación de los recursos de la zona y que más altera los ecosistemas: la minería. En el parque, los visitantes no sólo pueden admirar un encuentro sorprendente entre la delicadeza del arte con la rudeza de la explotación minera, sino también obtener una interesante lección d geología y de las maneras de conservar los recursos naturales de forma paralela al desarrollo del país. Es un paseo que siempre recomiendo cuando me piden ‘tips’ de Bogotá. Puedes ir en carro o en tren turístico, y es que el Parque, junto con la Catedral de Sal, es objetivo del turismo local e internacional especialmente para los interesados en el ecoturismo, el turismo religioso y los amantes de la geología.

capilla-antigua

Antigua Catedral.

Oración del Minero:

Señor, permite que yo trabaje en el interior de tu tierra, dame el valor que necesito para sobrevivir dentro de ella. Hazme fuerte para cumplir con mi trabajo y ganar el sustento para mi hogar. Muéstrame el camino para no renunciar cuando la tarea sea dura y pesada, pon en mi la calidad de un buen hombre, un buen padre, de un buen trabajador. Señor, acompañame, eres tu mi amigo, ya que muchas veces estaré solo allá en las profundidades de los socavones, Señor, haz que regrese sano y salvo, a casa, junto a mi mujer, mis hijos, mi familia y amigos… Amén.

Un día como hoy… La Coronación de Isabel II

Cuando tenía 11 años, una joven Princesa Isabel presenció la coronación de su padre. No, no nos volvimos expertos en realeza solo porque estuvimos en Londres. Mi encanto por la realeza británica viene desde hace muchos años, pero sí recuerdo una fecha exacta: 29 de julio de 1981. Acababa de cumplir yo 10 ilustres años, me encontraba en Bogotá -como casi todos los veranos, y me disponía con mi amada tía Lilia, la hermana mayor de mi madre, a ver la boda real del Príncipe Carlos de Gales y Lady Diana Spencer. El vestido, las damitas y pajecitos, el beso en el balcón, la histórica, gigantesca e intimidante abadía, todo era fascinante. Fue precisamente en esa abadía, donde hace 65 años, un 2 de junio de 1953, era coronada la Princesa Isabel como la nueva soberana de todos los británicos. Tenía solo 25 años y asumía el trono luego de la muerte de su padre, el Rey Jorge VI. La Reina sucedió al trono el 6 de febrero de 1952, fecha en que falleció el Rey. Se encontraba en Kenia en ese momento y se convirtió en la primera soberana en más de 200 años en acceder desde el extranjero.

Su ceremonia de coronación se llevó a cabo un poco más de un año después, por protocolo y tradición de que este tipo de festividad no se lleva a cabo en momentos de luto  -y para tener el tiempo necesario para las preparaciones. La abuela de la Reina, la Reina María, de 81 años fue la primera Reina en ver a un nieto ascender al trono. Sin embargo, murió antes de que ocurriera la coronación. Pero a pesar de dichas tradiciones, la Reina María dejó estipulado en su testamento que la celebración de coronación de su nieta no debía verse afectada por su muerte. El príncipe Carlos fue el primer niño en presenciar la coronación de su madre (una mujer) como Soberana. La princesa Anne no asistió ya que se le consideraba muy pequeña. Anne tenía 3 años, Carlos tenía 5.

La coronación de la Reina Isabel tenía la intención de ser más que una simple ocasión real: era un rayito de esperanza para todo el país, en una época de austeridad luego de la II Guerra Mundial.IMG_7641

Este año, 2018, se conmemoran 65 años del Jubileo de la reina, el de Zafiro, y aunque esta semana se llevó a cabo un garden party en los jardines del Palacio de Buckingham, al que asistió la Reina y el Príncipe William y la Duquesa Kate atendieron a los invitados, entre otros miembros de la familia real, no hubo una celebración de jubileo como tal, para la reina que ha llevado más tiempo en la corona británica y fue la monarca número 39 en ser coronada en la Abadía de Westminster.IMG_7643

La preparación para la ceremonia tomó 14 meses. El servicio como tal duró un día completo. Cuando visité Westminster no hace mucho, me contaron que hubo damas de honor que se desmayaron por la larga duración del magno evento.  Hubo comités creados para la coronación: un comité ejecutivo, uno de coronación, comisiones internacionales. Se anunció la fecha. La reina había comisionado al diseñador que se encargaría de los vestidos de la familia real y el de ella, el británico Norman Hartnell. Su diseño de seda evolucionó a través de nueve propuestas. La versión final fue un vestido de seda blanco bordado con los emblemas florales de los países del Commonwealth de la época: la rosa Tudor de Inglaterra, el cardo escocés, el puerro galés, el trébol para Irlanda del Norte, el zarzo de Australia, la hoja de arce de Canadá, el helecho plateado de Nueva Zelanda, el protea de Sudáfrica, dos flores de loto para India y Ceilán y el trigo, el algodón y el yute de Pakistán. Al momento de la entrega, la futura reina desconocía la inclusión del trébol de cuatro hojas bordado en el lado izquierdo del vestido, donde la mano de Isabel tocaría durante todo el día.Screen Shot 2018-06-02 at 6.52.30 PMScreen Shot 2018-06-02 at 7.50.57 PM

La ceremonia siguió un patrón similar a las coronaciones de los reyes y reinas anteriores: sería en la Abadía de Westminster e involucraría a la nobleza y al clero. Sin embargo, para la nueva Reina, varias partes de la ceremonia fueron marcadamente diferentes. La razón es una por la cual tal vez me ha gustado seguir a los brits desde que era una niña: fue la primera en ser televisada. 27 millones de británicos vieron la ceremonia en televisión y 11 millones la escucharon por radio. Muchas familias compraron su primer televisor para la ocasión. Aunque con muchísimas restricciones (no podían hacer close-ups, por ejemplo) la BBC cubrió la ceremonia y fue el primer evento internacional importante en ser transmitido en televisión. Dato curioso: hubo un ardido debate en el gabinete británico sobre el tema, con el Primer Ministro Winston Churchill en contra de la idea; al final Isabel ganó la pelea y el evento fue televisado. A lo largo de una ruta llena de marineros, soldados y aviadores de todo el Imperio Británico y el Commonwealth, invitados y funcionarios pasaron en procesión ante unos tres millones de espectadores reunidos en las calles de Londres, algunos de ellos acampando durante la noche previa en su lugar para asegurar una vista de la monarca. Para aquellos que no estuvieron presentes, se colocaron más de 200 micrófonos a lo largo del camino y en la Abadía de Westminster, con 750 comentaristas transmitiendo descripciones en 39 idiomas; más de 20 millones de espectadores de todo el mundo vieron o escucharon la cobertura. La procesión incluyó realeza extranjera y jefes de estado. 8,251 invitados estuvieron presentes.IMG_7648

La Reina y el Duque de Edimburgo, quienes contrajeron matrimonio un 20 de noviembre de 1947 en la misma abadía, fueron conducidos desde el Palacio de Buckingham a la Abadía de Westminster en el Carruaje Gold State, tirado por ocho caballos castores grises: Cunningham, Tovey, Noah, Tedder, Eisenhower, Blanca Nieves, Tipperary y McCreery. Ese carruaje está en el palacio de Buckimgham, pero si lo quieres ver en persona, como yo, recuerda que el palacio solo está abierto al público para visitas a algunos salones de estado dos veces al año, cuando su majestad no está en la residencia, a finales de julio y en el mes de septiembre.

Desde la Coronación, La Reina ha lucido seis veces el vestido de Coronación, al menos en público, incluida la Apertura del Parlamento en Nueva Zelanda y Australia en 1954.

Como lo dicta la tradición, la ceremonia la dirigió el Arzobispo de Canterbury, un deber que ha llevado a cabo desde la conquista en 1066. Por primera vez en 1953, un representante de otra Iglesia, la Iglesia Moderna de Escocia, también participó.

La Reina fue coronada en la Silla de San Eduardo, hecha en 1300 para Eduardo I y utilizada en cada Coronación desde ese momento. Se encuentra permanentemente en la Abadía de Westminster. La vi. No me senté en ella. No se porqué no me dejaron.IMG_7612

Las famosas Joyas de la Corona Británica son albergadas en la Torre de Londres. Pertenecen a la Corona Británica -no a la Reina personalmente. La Corona de San Eduardo, hecha en 1661, fue colocada en la cabeza de la Reina durante el servicio de coronación. Pesa 4 libras y 12 onzas y está hecha de oro sólido. Si me preguntaran qué fue mi cosa favorita en Londres, sería difícil escoger -me pareció una ciudad espectacular que rápidamente escaló en mi lista de favoritas. Si me fueran a preguntar “¿que no me debo perder el Londres?”, diría, las joyas de la corona. Son realmente impresionantes. Y como muchos tesoros en Gran Bretaña, traen un legado de controversia. India alega, diría yo que con razón, que el diamante Koh-i-Noor les pertenece. El Reino Unido no lo piensa devolver. El entonces gobernador general británico de la India organizó la entrega del enorme diamante a la reina Victoria en 1850. Si llega el momento en que el Príncipe William ascienda al trono, la Duquesa Kate se convertiría en reina consorte y usaría la corona en ocasiones oficiales. Cuando la Reina Isabel II hizo una visita de estado a la India para conmemorar el 50 aniversario de su independencia de Gran Bretaña en 1997, muchos indios exigieron la devolución del diamante.IMG_7647 2

Volviendo a la ceremonia de hace 65 años, hubo más de 2,000 periodistas y 500 fotógrafos de 92 naciones en la ruta de la Coronación. Otro dato curioso: entre los muchos periodistas extranjeros que cubrieron el evento, se encontraba una soltera Jacqueline Bouvier, quien en septiembre del mismo año se casaría con John Kennedy para luego convertirse en Primera Dama de los Estados Unidos. Jackie trabajaba para el Washington Times-Herald en ese momento.

Numerosas fotografías oficiales fueron tomadas en el Palacio de Buckingham después de la Coronación, pero las más memorables son las tomadas por el fotógrafo Cecil Beaton (que luego se convirtió Caballero). Para su imagen más emblemática, la nueva Reina posó frente a un telón de fondo que representaba la Capilla de Enrique VII en la Abadía.IMG_7646

Este año estrenaron un documental, The Coronation, en The Smithsonian Channel, donde la propia reina habla de la ceremonia, las joyas de la corona y muchos detalles de ese día; es una conversación cándida donde luce más relajada de lo que estamos acostumbrada a verla los royal watchers. Se los recomiendo. Yo soy como Lorde, “we’ll never be royals”, pero seguiré madrugando para las bodas reales. O la coronación de William. Si es la coronación de Carlos, esa la puedo ver en repetición a la hora de almuerzo.

God Save the Queen!IMG_7639

IMG_7638

Punta Cana: Sencillamente Liviano

“Hay un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol.
Oriundo de la noche.
Colocado
en un inverosímil archipiélago
de azúcar y de alcohol…”

~Pedro Mir, poeta dominicano

Dicen que no viajamos para escapar de la vida, viajamos para que la vida no se nos escape. A veces necesitamos desconectarnos y conectar de nuevo con nosotros mismos. ¡A veces solo necesitamos divertirnos sin pensar en mucho más! Viajar abre nuestras mentes, a nuevas culturas, gastronomías, música, arte… tantas cosas. Hay tantos tipos de viajeros como hay destinos. Hay quienes buscan unas vacaciones tranquilas en familia, hay quienes buscan aventuras, hay quienes buscan gran vida nocturna, hay quien solo quiere tirarse en la playa con un buen libro o un buen coctel… ¡o ambos! Aquí cerquita en nuestro propio Caribe, hay un destino que se acomoda al tipo de viaje que quieras realizar: Punta Cana, República Dominicana.

Antes de entrar en detalles de ofertas de hoteles, de los conocidos all-inclusive o de servicios en general, tengo que decir que el mayor atractivo de la hermana isla caribeña es, sin duda alguna, su gente. En este viaje tuve la oportunidad de sentarme a charlar y compartir con la Directora de Promoción de Turismo de la República Dominicana en Miami, Wendy Justo. Conversamos de gastronomía, de vida nocturna, de bellezas naturales, de rones y cervezas de calidad y reconocimiento mundial. Pero la realidad es que, eliminando todos esos atributos, la calidez que el dominicano brinda a sus visitantes es, sin duda alguna, incomparable.IMG_7428

Conocí Santo Domingo hace unos cuantos años, y me gustó mucho; de hecho, siempre he querido volver. Me llevé la misma impresión de su gente. Ahora tuve la oportunidad de estar en Punta Cana, hospedándome en la playa de Bávaro. Punta Cana, en la extrema costa este de la isla, es algo más que un nombre, se ha convertido en una marca-país, la marca dominicana más reconocida en el mundo. En una privilegiada localización entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico, la región se conoce por sus 32 kilómetros de playas de aguas de un color turquesa casi indescriptible y arenas muy blancas y finas. El área de Punta Cana y Bávaro se combina para formar lo que se conoce como La Costa del Coco. Y esa costa hoy día se conoce mundialmente por sus resorts de lujo que pueden acomodar las exigencias del viajero más experimentado. Los que me conocen saben que siempre me he inclinado más por el hotel tipo “boutique”, un poco más pequeño. Pero la verdad es que la maravilla del llamado all-inclusive te permite no tener que preocuparte por nada durante tu estadía. Tienes todo en el hotel: restaurantes, spas, gimnasios, piscinas, la playa. Y como a mi me gusta conocer la historia de los sitios que visito, les cuento como surge este concepto.

El hotel “todo incluido” origina en Francia en la década de los años 1950, muy bien ingeniado por un belga llamado Gérard Blitz. No creo que el Sr. Blitz se imaginara que sería una isla en el Caribe la que perfeccionaría y se volvería mundialmente famosa pos sus hoteles todo-incluido. La historia de Punta Cana es relativamente moderna: en 1969 un grupo de inversionistas estadounidenses compraron 30 millas cuadradas de suelo no urbanizable que se extienden a lo largo de cinco millas de la costa en la provincia de La Altagracia. Años más tarde un empresario dominicano, Frank R. Rainieri, se une al grupo con la visión de crear una comunidad turística que respete el hábitat natural de la región, a la vez que proporcione a los visitantes una experiencia de vacaciones de altura. En aquel entonces, la zona era llamada Punta Borrachón. ¿Se imaginan? “¡Vamos a Punta Borrachón!”. Sabiamente, Rainieri decidió cambiarle el nombre por Punta Cana – por la cana de hoja de palma en forma de abanico que florece en la zona. Y el resto, como dicen, es historia.

En esta ocasión tuve la oportunidad de pasar unos días de rock star en uno de los hoteles más nuevos de la zona. El Royalton Bávaro Resort abrió sus puertas a huéspedes este pasado 30 de diciembre, así que prácticamente, lo estuve estrenando. El Royalton Bávaro es parte de una cadena mundial, cuenta con 720 habitaciones y 4 “chairmans” suites. Las chairmans son básicamente residencias de lujo, cuentan con mesa de billar, piscina tipo swim-out en la de primer piso, y pueden acomodar grupos más grandes. Pero en este hotel, todas las habitaciones de primer piso, no importa el costo, son “swim-out”, o sea, tienes tu propia piscina semi-privada en tu balcón. Cuenta además con la única piscina tipo “lazy river” en toda la República Dominicana (¡y es una delicia! Que mucho recordé la de Cerromar…), un mini-parque de agua, 5 piscinas, un Spa 5 estrellas con una suite para las novias que realizan sus destination weddings en el hotel, un gimnasio con entrenadores y programa de fitness; zumba, clases de kick boxing 3 veces por semana, yoga, aqua fitness, en fin, de todo. El spa y sus servicios de hidroterapia son una verdadera maravilla, con sauna, vapor, jacuzzi, masajes, aromaterapia (confieso que hubo un día que estuve como 4 horas solo en el spa…). El Spa del Royalton es insignia en todas sus propiedades, al igual que el Hunter Steak House y el Mix Martini Bar. La cadena tiene propiedades en República Dominicana, Cancún, México; Cuba (Hicacos y Santa Clara), Saint Lucia y Jamaica (siempre he querido ir a Jamaica… si me invitan, ¡voy!).

 

Como en este tipo de hotel 5 Estrellas, hay entretenimiento todas las noches (show de Michael Jackson, música en vivo), deportes de agua, sports bars, food trucks situados estratégicamente cerca de la playa y las piscinas; una experiencia culinaria – que no está incluida dentro del paquete, pero donde el Chef prepara absolutamente cada detalle de tu cena, te cocinan en la mesa, te parean el vino con la comida, la música, el ambiente, todo un lujo. Tuve la oportunidad en esta ocasión de quedarme en el área del Diamond Club, que es el área más exclusiva dentro de los paquetes del “todo-incluido”. Tienes servicio de mayordomo, un área exclusiva de la playa con servicio de meseros, una piscina reservada solo para los huéspedes de Diamond Club y los chairman suites. La decoración de todas las propiedades es similar alrededor del mundo y algo que me llamó la atención es que me contaron que las camas de cada habitación son hechas a mano especialmente para la cadena Royalton (DreamBed™ …y bien que sí).

La mayor parte de los turistas que están visitando República Dominicana son provenientes de Estados Unidos y Canadá, seguido por Francia. Y aunque si quisieras, podrías tener unas vacaciones perfectas sin siquiera tener que salir del hotel, Punta Cana tiene mucho que ofrecer. No en balde el maestro Juan Luis Guerra abrió su restaurante Bachata Rosa en la zona. Puedes nadar con delfines, navegar en velero, tirarte en zip line, nadar en cenotes.  Te cuento lo que yo te incluiría si te fuera a hacer un itinerario de Punta Cana:

  • ¡La playa! Esto puede parecer obvio, pero no está de más decirlo. ¿Y sabes que puedes hacer y no hago desde que estuve en Río de Janeiro? ¡Un masaje ahí mismo en la playa! Las playas del Caribe no hay que cambiarlas nunca por la piscina… por más linda que sea la piscina. IMG_7094.JPG
  • Scape Park en Cap Cana. Es un parque natural el cual cuenta con numerosas atracciones que incluyen aventura, cultura y entretenimiento. Dentro de estas se encuentra el Hoyo Azul, la cual es una de las más visitadas. Mi sobrino me preguntó la profundidad de Hoyo Azul (¡porque yo me tiré sin pensarlos dos veces!). Eso se me pasó preguntárselo al guía, pero ya se: 65 metros de profundidad. Hoyo Azul es una piscina natural de agua dulce y cristalina que se caracteriza por su impresionante color azul y por estar literalmente al final de un acantilado. De ahí su nombre. Si quieres ver el parque en su totalidad, no alcanzas en un solo día. Puedes hacer el Zip Line Eco-Splash, la visita al Cenote Hoyo Azul, montar a caballo, hacer la Ruta Cultural, Expedición en cueva, un encuentro con fauna local, entre otras.
  • Manati Park. Aquí puedes nadar con delfines y tener otros encuentros con otra fauna de la región
  • Xtreme Machines Punta Cana. ¡Para los más aventureros! Xtreme Machines te alquila scooters y ATVs, ¡para los que les gusta el fango! (xtrememachinespuntacana@gmail.com)IMG_7459
  • Coco Bongo. ¡Una de las discotecas más famosas del mundo! Con sucursal también en Cancún, ha sido catalogada por el mismo CNN como mejor que las discotecas de Las Vegas
  • Blue Mall. Aunque no soy muy amante de ir de compras (sí, soy muy rara), en el Blue Mall encontrarás un clásico como el Hard Rock Punta Cana y puedes comprar productos de cacao dominicano, una delicia.
  • Bachata Rosa. El restaurante del maestro de maestros, Juan Luis Guerra, cuyo concepto es genial (entras por una guagua… ¡la guagua va en reversa! @bachatarosapc )
  • Tours en Catamarán. Hay una gran variedad para escoger y disfrutar las hermosas vistas de la región

Una noche que estaba en Mix Martini Bar, el grupo que tocaba en vivo cantó una canción que inmediatamente me transportó a la celebración de mis 21 primaveras en Cartagena de Indias, “I’ve been watching you, A la la la la long, a la la la la long long li long long long, C’mon…”, y me imagine allí en un girls trip, o con mi grupito de KeyWest-2017…¡de verdad que lo pasaríamos bien! Vi también un destination wedding de una pareja asiática, con todas sus damitas chiquitinas vestidas igualitas en la sesión de fotos. ¡Hermosas! La gastronomía dominicana es divina, como lo es en el Caribe, y desde ya extraño ese desayuno de “los tres golpes”: mangú, salami y queso frito.

Un dato curioso para terminar; la mayoría de los viajeros que entran a República Dominicana, lo hacen a través del aeropuerto de Punta Cana -no el de la capital, Santo Domingo, como yo pensaba. ¿Y saben que descubrí? En el VIP lounge del aeropuerto, en el tercer piso entrando por el Gate 24, hay una piscina. Si tienes que esperar mucho, te puedes dar un buen chapuzón de despedida. Y es que los dueños originales del aeropuerto fueron el dominicano Frank R. Rainieri (el listo que le quitó el nombre borrachón), el diseñador Oscar De la Renta (QEPD) y el famoso cantante español, Julio Iglesias. Sabes que un lugar tiene un toque de clase cuando ha sido ideado por semejantes personajes.

Y sí, hay un país en el mundo colocado en el mismo trayecto del sol.

 

 

No, hoy no se celebra la independencia de México…

Mis seguidores saben que además de los viajes, lo que me apasiona es la historia de los lugares. Por eso hoy saco un momento para aclarar algo que no debería necesitar aclaración.

Hace unos cuantos años me econtraba con un amigo comiendo en un restaurante mexicano en el Viejo San Juan, justo para esta fecha. Cuando se acerca el mesero a tomarnos la orden, nos dice con gran entusiasmo “¡Feliz Día de la Independencia! Amablemente (juro que fue amablemente) le digo, “la independencia de México se celebra el 16 de septiembre; hoy se conmemora la Batalla de Puebla”. Me ha mirado con una cara de teléfono ocupado que más bien dejé mi misión educadora para alguien más receptivo.

Entonces, un 16 de septiembre de 1810 se dio lo que es conocido como El Grito de Dolores. Miguel Hidalgo y Costilla dio el pronunciamiento que llamó a la Guerra de Independencia de México. Esto pasó en el pequeño pueblo de Dolores (ahora Dolores Hidalgo) en el estado de Guanajuato. Hoy día, todos los años, el presidente mexicano recrea el grito de Dolores en el balcón del Palacio Nacional en el Zócalo en la Ciudad de México. El Potrillo, Alejandro Fernández, El Potrillo, hace un concierto todos los años en Las Vegas y de igual forma recrea el Grito de Dolores, sospecho que con mucho tequila envuelto.

¿En qué momento el 5 de mayo se convirtió en la celebración de la independencia? No lo se. ¿En qué momento los estadounidenses empezaron a llamarle “Cinco-de-Drinko” (cosa que me pone los pelitos de punta)? Tampoco lo se. Lo que sí se es que la Batalla de Puebla fue una de gran importancia, y, a mi humilde entender, se debería ‘conmemorar’. ¿Qué pasó un 5 de mayo? Les cuento:

En la Batalla de Puebla, el ejército mexicano venció al ejército francés.

En 1857, ocurrió la Guerra de Reforma: un conflicto armado donde liberales afrontaron  conservadores para impedir que la nueva constitución restituyera a los militares y a la Iglesia los privilegios que habían perdido con las Leyes de Reforma. Benito Juárez, gobernador de Oaxaca al momento del conflicto, representaba a los liberales y  el presidente de la república, Ignacio Comonfort, a los conservadores. Despues de 3 años, a principio del año 1861, los liberales ganaron la guerra y el nuevo Presidente Benito Juárez instauró su gobierno en la Ciudad de México. Pero después de 3 años de un conflicto costosísimo, México estaba  financieramente en ruinas y con deudas enormes que los conservadores adquirieron con banqueros europeos para  pagar la guerra (¿les uena familiar?). La deuda era de 80 millones de pesos; 69 millones para los ingleses, 9 millones para los españoles y 2 millones para Francia. En julio de 1861, el presidente declaró una moratoria de dos años en el pago de las deudas a prestamistas extranjeros. En octubre del mismo año, Francia, Inglaterra y España acordaron intervenir la República para exigir el pago de sus deudas. Francia, Inglaterra y España firmaron la Convención de Londres, en la cual se comprometieron a enviar contingentes militares a México. La Alianza Tripartita amenazó al presidente Benito Juárez con invadir el país si no se saldaba por completo las deudas con los tres países europeos. Juárez responde con un exhorto para  lograr un arreglo amistoso que en un principio la Alianza Tripartita aceptó. A pesar de ello, el 5 de marzo, cuando aún se realizaban las negociaciones, llegó a Veracruz un contingente militar francés bajo el mando de Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez. A finales de abril, Lorencez se puso en marcha, junto con sus efectivos, hacia Puebla, con el fin de avanzar para  conquistar la Ciudad de México. A finales del mismo año, una enorme flota francesa de soldados bien equipados, bajo el mando de Charles Ferdinand Latrille, irrumpió la ciudad de Veracruz para luego atacar la ciudad de Puebla de los Ángeles con 6,000 tropas francesas. Pero el presidente Juarez sabía que había una guerra inminente y se organizó para proteger la Ciudad de México, ordenando la fortificación de Puebla. Creó también al Ejército de Oriente y designó en el mando al general Ignacio Zaragoza. Sin embargo, el ejercito mexicano contaba apenas 2,000 hombres, entre los que había unos pocos soldados y una gran cantidad de indígenas y guerreros de ascendencia mixta dispuestos a dar todo por su tierra. Ampliamente superados, sin preparación alguna y con una escasa administración, los combatientes mexicanos se dirigieron al frente de batalla.

Entonces, el día 5 de mayo de 1862, tras una de las más duras batallas de la historia, la cual duró desde el amanecer hasta la tarde, los franceses terminaron por retirarse. El saldo fue de más de 500 bajas en las líneas francesas contra apenas unas 100 en las mexicanas.

Éste hecho se convirtió en un fuerte símbolo de la resistencia y del poder mexicano, representando justamente una victoria simbólica contra los grandes imperios. Esa, mis queridos lectores, es la historia de la famosa Batalla de Puebla.

Me acuerda a una frase de una canción escrita por compatriota mío… “Soy lo que sostiene mi bandera, la espina dorsal del planeta es mi cordillera. Soy lo que me enseñó mi padre, el que no quiere a su patria, no quiere a su madre.
Soy América Latina, un pueblo sin piernas pero que camina…”

¡Viva México!

Detalle de los murales de Diego Rivera en el Palacio Nacional de México en la CDMX.

Muestra de Cine Dominicano en Miami

Cuando me animé a crear este espacio de “Los Viajes de Ginés”, mi primera entrada se tituló “Soy Caribeña”. Que gran gusto y orgullo tuve hoy al compartir con mis hermanos caribeños de República Dominicana en la gran apertura de su muestra de cine, Dominican Film Showcase, en el histórico Tower Theatre, en el corazón de la Pequeña Habana de Miami. Con un coctel muy lucido, justo al lado de un Florida Heritage site, el parquecito de dominó de Calle 8, con alfombra naranja que incluyó hasta la asistencia del ex-presidente, Leonel Fernández, la muestra abrió con un documental que bien te arranca una lágrima de emoción -así no seas dominicano.

“Hay un país en el mundo” toma su nombre de un poema de Pedro Mir, que empieza así:

“Hay un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol.
Oriundo de la noche.
Colocado
en un inverosímil archipiélago
de azúcar y de alcohol…”

El documental fue producido por el afamado cineasta, José Enrique “Pinky” Pintor.   Se basa en un recorrido donde se explora la esencia de la dominicanidad. La historia se vive a través de los ojos de una niña en Nueva York, donde va descubriendo la identidad de una nación ilustrándose en su historia, arquitectura y valores culturales y bellezas naturales. Como antesala, hubo un breve pero simpático conversatorio entre Omar de la Cruz, Director Ejecutivo del Festival de Cine Global Dominicano, y el actor y narrador del documental, Freddy Ginebra. Se reconocieron también figuras que han incidido en el desarrollo del Cine Dominicano como los empresarios Manuel Corripio, Guillermo Sención y el polifacético Freddy Ginebra. La admisión para esta noche era por invitación solamente, por lo que estoy muy agradecida con mis amigos de la Oficina de Turismo de República Dominicana en Miami por la invitación.

En el fin de semana continúa la muestra, a partir de las 5 de la tarde, con “Mañana No Te Olvides”, una comedia/drama con las participaciones estelares de Freddy Ginebra y Guillermo Finke. Esta película también está dirigida por Pinky Pintor y se trata de un joven que padece de síndrome de Down y su abuelo diagnosticado con alzhéimer donde los dos forjan un vínculo  especial para poder  sobrellevar las hostilidades que le presenta la vida y en el proceso tratar de ser felices.  La muestra concluye el domingo con la presentación de  “Luis”.  La trama de este drama se basa en el Coronel Rosario de la Policía Nacional, un militar ejemplar y heroico. Pero cuando su joven hijo Luis se encuentra en problemas con la ley, los conlleva a los dos a tener que enfrentar adversidades.  Esta es una producción del galardonado cineasta  Archie López y donde los actores principales son los exitosos Alfonso Rodríguez y Axel Mansilla. La admisión a toda la muestra es libre de costo, así que aprovecha la oportunidad de apoyar el cine latino, caribeño.

Durante el conversatorio, el Director Ejecutivo del Festival de Cine Global Dominicano habló en detalle sobre la Ley de Cine Dominicano. Y le digo una cosa a mis hermanos boricuas… ¡a ponerse las pilas! Porque como bien dice el slogan “República Dominicana lo tiene todo!”. Entre Georgia y República Dominicana, están haciendo grandes proyectos con los incentivos contributivos para los proyectos de cine. Está en los gobiernos en que se apoye el interes en hacerlo (*tomen nota).

Fue una velada preciosa de la que me honró ser parte. La Muestra de Cine Dominicano en Miami se está llevando a cabo gracias a los auspicios de Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), Festival de Cine Global Dominicano (FDGD), Dirección General de Cine (DGCINE)  y Latinos United.

El poema de Mir sigue así:

“Hay
un país en el mundo
donde un campesino breve,
seco y agrio
muere y muerde
descalzo
su polvo derruido,
y la tierra no alcanza para su bronca muerte.

¡Oídlo bien! No alcanza para quedar dormido.
Es un país pequeño y agredido. Sencillamente triste,
triste y torvo, triste y acre. Ya lo dije:
sencillamente triste y oprimido…”

Pero por el contrario, el documental nos muestra la alegría del pueblo dominicano ante cualquier adversidad, cualquier cantidad de problemas que han pasado en su historia. Y bien digo que somos primos, los dominicanos y los boricuas. Somos gente alegre, con buena cara ante la adversidad, que llevamos los sentimientos a flor de piel. Los números musicales hacen bailar hasta al que tiene dos pies izquierdos -como yo, y muy en lo personal, mi número favorito fue “La Salve”, interpretada por Xiomara Fortuna; un género de raíces africanas muy parecido a nuestra bomba. ¡Que mucho nos parecemos!

El Tower Theater está localizado en, 1508 SW 8th Street, Miami, Florida 33139. Para más información, pueden llamar al (305) 331-5121 – info@dominicanfilmshowcasemiami.com

IMG_5812

Cómo ayudar a Puerto Rico a 6 meses del huracán

“Puerto Rico se levanta”. Ese fue el hashtag que por meses nos daba un rayito de esperanza a los consabidos residentes de la diáspora boricua. Y aunque le sigo teniendo aprecio a la frase, me consta que cuando llegó febrero y aún los abuelos de mi hijo en Ponce no tenían electricidad, cuando a todos estos meses aún se nos hace difícil comunicarnos con mi tío en Guayama porque rara vez hay señal, cuando se va la luz y todas mis amigas sufren ataques de ansiedad, llega un momento que los residentes de mi amada isla empiezan a preguntarse, ¿cuándo diablos es que se va a levantar?! Acabo de llegar de Puerto Rico. No, no todo está “normal”. Todavía hay semáforos sin luz y ya la gente ha olvidado la cortesía de los primeros días cuando cedían el paso a otros carros. Miles de puertorriqueños se han ido de la isla desde el paso del huracán innombrable, pero los carros parece que los dejaron corriendo con AI, porque los tapones siguen igualitos que siempre. En mi visita anterior a la isla, en noviembre, fui a llevar algunas donaciones recogidas en Miami y a ver mi tío. Esta visita fue puramente egoísta. Tenía un bautizo al cual quería ir. Extrañaba a mis amigas. Estaba un poco “depre” en Miami así que me fui unos días a recargar baterías, como dicen. Y esta canceriana no recarga el espíritu mejor que en su propia tierra. Sí, encontré muchos huecos en la calles, algunas calles aún muy oscuras (en esta visita no salí del área metro), tapón, algunos hotels cerrados aún. ¿Pero saben qué encontré también? El mismo amor que me recibe siempre de mis amigos. El mismo cariño del señor de la plaza de mercado que lleva años haciéndome batidas de papaya. ¡Tragos baratos! Nada de los martinis de $18 que son uso y costumbre en Miami. Cerveza local a $1; ¡”shots” de pitorro de coco también a $1! Restaurantes abiertos con empleados amables y la misma comida espectacular de siempre. Noches de bohemia en lugares que han estado abiertos casi desde el principio de todo esto, con talentosos cantautores locales. Unas locas marejadas que parecían de tsunami que no me dieron chance de meterme a la playa, pero también cine local en las salas de cine. Amigos produciendo comerciales localmente, generando trabajo. Las personas resilientes de Puerto Rico continúan uniéndose en un esfuerzo titánico para reconstruir nuestra devastada isla después de recibir la peor destrucción que el huracán tuvo con cualquiera de las islas del Caribe. Pero Puerto Rico es como bien la describe la canción: “preciosa… por ser un encanto, por ser un edén”. Por eso, ya de regreso, les quiero contar cómo pienso que podemos seguir ayudando a nuestra Isla del Encanto.

Me tocó ver la ceremonia de los premios Oscar allá. Okey. Parte de la ceremonia porque me dio sueño ya al final, pero en esa alfombra roja vimos a un elocuente Lin-Manuel Miranda decir: “Mantengan a Puerto Rico en la conversación. Sé que no hay escasez de cosas en las noticias, pero mantengan a Puerto Rico en sus corazones. Si puede ir a Puerto Rico en sus próximas vacaciones, los hoteles están abiertos. El turismo es la sangre de vida de Puerto Rico. Gaste dinero allá…”.

Algunos de los hoteles de Puerto Rico están uniendo recursos de ayuda que ofrecen a los turistas una nueva forma de ayudar y reconstruir, ofreciendo oportunidades de voluntariado. Durante esta temporada de Spring Break, de vacaciones de Semana Santa, piense en donar. Aquellos que disfrutan viajando mientras hacen buenas obras serán bienvenidos con los brazos abiertos en nuestra isla paradisíaca y tropical. Las oportunidades son ilimitadas y el personal de su hotel y hasta Airbnb lo puede ayudar a encontrar la manera de asociarse en el esfuerzo de reconstrucción, ya sea en un parque local, un sitio histórico o distribuyendo suministros médicos. Está Habitat, Techo, entre otras. Las opciones son muchas y variadas y ofrecen una excelente manera de ayudar. Y créanme, nos ayudamos nosotros mismos…
Lo mismo lo pueden aplicar a las Islas Vírgenes, también duramente afectadas no solo por María sino también por Irma. Yo fui de voluntaria a Key West, en un proyecto cultural, después de Irma, para mostrar que la isla estaba lista para recibir visitantes. Ha sido de las experiencias más gratas de mi vida.
Concretamente, ¿cómo puedes ayudar?

Un viajero puede sentirse intimidado ante estas situaciones, pero hay muchas maneras en que pueden ofrecer ayuda a quienes viven en las islas. Cinco maneras sencillas en que puede ayudar:

Done Efectivo a Fondos de Ayuda:
Sí, todos le tenemos terror a la corrupción que ha caracterizado nuestra política. Pero las donaciones monetarias pueden ser de gran ayuda para apoyar los esfuerzos de ayuda y reconstrucción. Además de ofrecer una deducción de impuestos en ciertas situaciones, muchas organizaciones legítimas sin fines de lucro aceptan donaciones con tarjeta de crédito o PayPal, lo que le permite ganar puntos de viaje y millas con tarjetas de crédito mientras ayuda a otros que están en extrema necesidad. Mi recomendación, busque una causa cercana a su corazón y done directamente. Un problema inmenso que ha surgido es el de mascotas abandonadas a su suerte. Done a un Santuario, a un rescatista. Puedo recomendar el Santuario San Francisco de Asís, de donde adopté a una de mis hijas gatunas. Hay muchos más necesitando ayuda monetaria.
Antes de hacer cualquier donación, asegúrese de hacer la diligencia debida para asegurarse de que su dinero ayude a su causa seleccionada. Charity Navigator proporciona recursos y calificaciones de organizaciones benéficas, lo que otorga claridad antes de hacer una donación monetaria.

Donar suministros a organizaciones de ayuda:
Si bien el efectivo puede ayudar con las necesidades inmediatas, los suministros físicos también tienen una gran demanda ya que hay residentes de lugares remotos aún en muchísima necesidad. Puerto Rico es pequeño, pero tiene una topografía montañosa, complicada, y no todos los lugares son faciles de alcanzar. Se sigue necesitando, aunque no lo crean, agua embotellada, pañales, alimentos enlatados, bolsas de basura, toallas, comida para mascotas y medicamentos de venta libre.

Done millas de viajero frecuente para apoyar el trabajo de otros:
Puede que el efectivo y los bienes sean las donaciones preferidas de las organizaciones de socorro, pero las millas de viajero frecuente pueden ayudar a transportar trabajadores calificados y voluntarios para el proceso de reconstrucción. Los cuatro principales operadores estadounidenses: American Airlines, Delta Air Lines, Southwest Airlines y United Airlines, todos permiten que los viajeros frecuentes donen sus millas directamente a organizaciones sin fines de lucro en incrementos de 1,000 millas.

Haga un viaje de Voluntariado:
No se imaginan la cantidad de amigos y conocidos acá en el “main land” que me han preguntado “Si voy allá, ¿qué puedo hacer?”. ¡Puede hacer mucho! A medida que todo va volviendo a la ansiada “normalidad”, se necesitan trabajadores calificados y voluntarios para ayudar a los esfuerzos de reconstrucción ahora y en el futuro inmediato. Una de las mejores maneras de sacar sentido a este tipo de viaje es combinar la experiencia de voluntariado junto con sus próximas vacaciones. Por lo tanto, los “voluntourists” – los viajeros que deseen visitar un lugar nuevo mientras ayudan a la población local – tendrán una gran demanda a medida que las islas se estabilicen lentamente.
Hay muchas organizaciones que ofrecen oportunidades de voluntariado para aquellos que desean ver nuevos lugares y dejar su destino en mejores condiciones. El capítulo de Puerto Rico de Organizaciones Voluntarias Activas en Desastres (VOAD, por sus siglas en inglés) está activamente reclutando voluntarios, y se pondrá en contacto con personas que tienen habilidades que coinciden con sus demandas a medida que surgen. Al igual que con cualquier donación, asegúrese de comprender la obligación que se requiere antes de ofrecerse como voluntario para un viaje, así como también la forma en que la organización organiza los viajes. Creo que no hay ayuda pequeña. No tiene que ser arquitecto para ir a construir casas. Puede donar su tiempo a un hogar de niños o de ancianos. Puede llevar toldos a hogares que aun a estas alturas están sin techo. Los padres de un amiga y colega perdieron su casa, completa. Pero ya empezaron a reconstruir. Ayude a una familia que lo necesite. Una persona puede hacer la diferencia -aunque le suene a cliché.

¡Viaje a Puerto Rico!
Creo que esta es la forma más fácil -y placentera. El turismo.
Si donar dinero, bienes o ser voluntario no es suficiente, el turismo también puede proporcionar un impulso muy necesario después de que las islas se hayan reconstruido. De acuerdo con el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, los viajes agregan $ 2.7 mil millones a la economía cada año, mientras que apoyan directamente a más de 20,000 empleos.
Aún hay problemas y todo no está al 100%, pero creo fielmente que Puerto Rico y el Caribe sí se levantan. Ve a verlo por ti mismo.
IMG_3996

Si quieres donar al Santuario, incluyo su información
SASFAPR
787-612-8587
http://www.sasfapr.org
info@sasfapr.org
PO Box 538 Boquerón, PR 00622-0538
Puedes hacer tu donación para ayudar a todos los seres maravillosos que viven en el santuario de varias formas:
1) Por ATH Móvil al 787-612-8587
2) A través de PAYPAL al email info@sasfapr.org

IMG_3931 (1)

5 Días en Londres (Ultima Parte)

Les contaba que fuera de cualquier lista de las 10 mejores atracciones turísticas en Londres, quería conocer la célebre Torre de Londres, uno de los castillos de su majestad la reina que fue fundado a finales del año 1066 y cuya historia es fascinante, y el famoso cruce de Abbey Road, frente a Apple Records, el estudio de grabación de The Beatles y donde se tomó la emblemática foto de la carátula del disco del mismo nombre, el onceavo disco de los “Fab Four”, tomada en 1969.

Y efectivamente los conocí.

A la Torre de Londres decidimos llegar en barco; es un paseo corto saliendo por el Río Támesis en el Puente de Westminster. Aunque obviamente puedes ir por tierra también, ya sea en el “tube” (el metro), en bus o en taxi, lo bonito de ir por el río es que ves la ciudad desde otro ángulo. Pasas bajo el famoso Puente de Londres (el mismo de la canción de cuna, “London Bridge is falling down, falling down, falling down…”), por el Shakespeare Globe (un teatro reconstruido del teatro Isabelino asociado con uno de los escritores más famosos del mundo, William Shakespeare) y el icónico Tower Bridge. Me imaginaba la Torre de Londres como eso: una torre. Pero en realidad es un complejo de varias torres, cuyo nombre oficial es ‘Her Majesty’s Royal Palace and Fortress of the Tower of London’. Es aquí donde se albergan las Joyas de la Corona Real, y son las joyas más impresionantes que he visto en mi vida, junto al Hope Diamond que se encuentra en el Smithsonian Museum de Washington D.C.. La visita guiada del complejo es presidida por los llamados “beefeaters”, o ‘Yeoman Wardens’. Los beefeaters son un distinguido grupo de guardaespaldas de la Reina y no es nada fácil calificar para dicho rol. Los solicitantes deben haber servido al menos 22 años en las Fuerzas Armadas, tener medallas de buena conducta y haber llegado al rango de Oficial, entre otras muchas cualidades. A la Torre trajeron a la Reina Ana Bolena cuando fue acusada de traición, y fue aquí donde fue decapitada por orden de su esposo Enrique VIII. Aquí se alberga una impresionante colección de armaduras de todos los reyes de Inglaterra, y hay una historia muy triste sobre dos principitos que vivieron en el complejo. “Los príncipes en la torre” se refiere al Rey Eduardo V y Ricardo, Duque de York. Los hermanos eran los únicos hijos de Eduardo IV de Inglaterra y Elizabeth Woodville, los sobrevivientes a la muerte de su padre en 1483. Cuando tenían 12 y 9 años, su tío y custodio, Ricardo, Duque de Gloucester los encerró en la Torre, supuestamente en preparación para la eventual coronación de Eduardo. Pero el malvado tío tomó el trono y los niños desaparecieron. Hay muchas teorías sobre la suerte de los principitos, pero se asume que fueron asesinados por su tío. Esto nunca se probó. En 1674, obreros trabajando en la Torre Blanca encontraron unos restos humanos, pequeños esqueletos, donde los príncipes estuvieron un tiempo. Ha sido aceptado que son los restos de los príncipes. Eventualmente, el Rey Carlos II mandó a enterrar los restos en la Abadía de Westminster, donde descansan otros muchos personajes de la realeza británica. Se dice que los fantasmas de los desdichados príncipes aún se sienten en la Torre de Londres. Recomiendo un día entero para recorrer todo el complejo, si lo quieres disfrutar bien.

Otro paseo interesante que hicimos fue por el distrito de Whitechapel, un vibrante barrio multi-cultural, muy “hispter”, con buen arte callejero en sus coloridos murales, mercados de comida asiática, tiendas de novias con vistosos vestidos típicos indios, “beer gardens”, calles adoquinadas en algunas partes, localizado en el East End de la ciudad, favorito por muchos años de la clase trabajadora inmigrante londinense. Es un barrio con una mezcla de negocios y galerías, el antiguo y nuevo Londres en feliz comunión. Pero, ¿no les suena conocido el nombre? La realidad es que Whitechapel es mundialmente conocido por haber sido sede de los asesinatos de 5 trabajadoras sexuales a finales de la década de los 1880, a manos del más notorio asesino en serie de todos los tiempos; Jack el Destripador. Encontrarás diferentes tours para cualquier presupuesto, donde podrás seguir sus pasos y el de sus víctimas. Se dice que varias de ellas salieron de un “pub” antes de caer a manos de Jack, el Ten Bells. Allí terminamos nuestro recorrido por Whitechapel, antes de tomar un Uber de regreso a la elegancia y tranquilidad de Westminster.

Otro barrio de clase trabajadora, multi-cultural y de muchísimo encanto es el barrio de Camden. Camden Town fue hogar de la talentosísima cantante Amy Winehouse, quien murió en su casa aquí en el 2011. Una estatua de la cantante fue develada en el 2014 en Stables Market, un mercado donde encontrarás comida de todas partes del mundo, cigarros cubanos, ropa de segunda mano, arte africano, waffles belgas… en fin, ¡de todo! Es un lugar ecléctico, colorido, congestionado pero encantador. Casi que el tiempo no nos da para ir a Camden, ¡pero que bueno que sí llegamos! Sería uno de los lugares que recomendaría visitar si estás en Londres.

A Camden llegamos luego de realizar la esperada visita a Apple Records. Queda relativamente cerca, aunque en el distrito de Knightsbridge, uno mucho más tranquilo y elegante. Aquí fue que dije que me gustaría vivir -¡si viviera en Londres! Si eres fanático de The Beatles -discutiblemente el mejor grupo de rock de todos los tiempos (para mí, lo son, así lo pueden discutir con otros, ¡jajá!), pararte donde se pararon John, Paul, George y Ringo es una experiencia practicamente espiritual. Hicimos la típica foto cruzando Abbey Road (al igual que turistas de todo el planeta) y aunque no se puede visitar el estudio como tal (a menos que vayas de trabajo), sí visitamos el Studio Store. Me hubiera encantado hacer el viaje a Liverpool, que queda a unas 3 horas de Londres, para tener la experiencia completa, pero será en la próxima visita.

En mi último día en Londres, hice una visita a la Abadía de Westminster. Calcula un mínimo de 2 horas para ello; es una visita auto-guiada que haces con audífonos, a menos que reserves un guía privado. Westminster ha visto coronaciones de reyes y reinas, matrimonios reales, es cementerio de monarcas, de intelectuales y artistas, y su historia y arquitectura es sencillamente fascinante.

Mi visita a Londres fue un “girls’ trip”, un viaje de chicas con mis dos amigas más antiguas, que se han convertido en hermanas con los años, y fue un viaje de ensueño para mí, porque esta ciudad alberga muchas de mis cosas favoritas. Haberlo podido compartir con estas chicas fue un privilegio. Para que nadie nos contara, cerramos con una obra de teatro en el West End, así que me sentí como una chica de la canción de Pet Shop Boys, hashtag #westendgirls 🙂. Vimos ‘Kinky Boots’ en el Teatro Adelphi, un viejo teatro que abrió sus puertas en 1806. Estaban justo en temporada de Oscar Wilde -uno de mis favoritos, así que tengo otra razón para regresar. Londres no es barato; por ejemplo, la entrada a la Abadía es de $31, el Palacio de Buckingham también, la Torre de Londres, $35; todo eso va sumando. Pero como les decía, muchos de los mejores museos no cobran entrada. Hace muchos años, la primera vez que fui a Europa, me dieron un consejo: siempre ve pensando que vas a regresar; no trates de ver todo porque te vas a frustrar y vas a terminar viendo muchas cosas demasiado rápido y nada bien visto. Así la visité esta vez. Y estoy segura que regresaré. Dijo Walter Besant “He caminado las calles de Londres durante los últimos treinta años y encuentro algo nuevo cada día”

5 Días en Londres (Primera Parte)

Tengo gustos variados. ¡Me encanta comer! Pero no me considero una #foodie (si te gustan las fotos bellas con dirección de arte de platos de comida, seguramente mi perfil de Instagram no es el que estás visitando). Sí soy una auto-proclamada #museumgeek; ¡me fascinan los museos! No me encanta ir de shopping pero me gusta comprar chucherías. Que no pienso que sean tan “chucherías” porque si las compro en un viaje, las atesoro por siempre. Me gusta la historia. Y, como les he contado antes, los lugares con historias ricas. Si esa historia es escabrosa, ¡mejor! Por eso, cuando visité Londres por primera vez no hace mucho, me sentí en el paraíso. Reinas descabezadas, pricipitos que pueden o no ser fantasmas, el reinado más largo en la historia de una nación… ¿qué más se puede pedir? Pero ¿cómo decides que hacer cuando vas a una ciudad tan rica en historia y cultura como lo es Londres teniendo pocos días para recorrerla? Puedes buscar listas de las mejores atracciones turísticas, puedes concentrarte en la parte que a ti más te gusta (me imagino amigos haciendo un “foodie tour” -si te interesa, hay un sitio llamado “Eating Europe” que se dedica precisamente a organizar ese tipo de tour en diferentes ciudades europeas). Me concentré en dos amores grandes: la historia y la música. La Torre de Londres y Apple Records. Si veía estos dos lugares, me iba contenta y todo lo demás sería “gravy”, como dicen. Londres me dio mucho más que eso y fue amor a primera vista desde que llegué al aeropuerto de Heathrow, literalmente.  Esto no es nuevo para mis amigas, pero hago muchísimas referencias mentales de películas. Lo primero que vi cuando salí del gate fue un enorme letrero en Llegadas Internacionales que dice “Aquí se filmó la escena de apertura de ‘Love, Actually'”. Muchos la deben recordar. Una de mis películas favoritas, donde se escucha la narración del Primer Ministro Hugh Grant, “whenever I get gloomy with the state of the world, I think about the arrivals gate at Heathrow Airport…”. Es una línea hermosa que cito con frecuencia:

“Cuando me pongo triste con el estado del mundo, pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow. La opinión general está empezando a inclinarse a que vivimos en un mundo de odio y avaricia, pero no veo eso. Me parece que el amor está en todas partes. A menudo, no es particularmente digno o de interés periodístico, pero siempre está ahí: padres e hijos, madres e hijas, esposos y esposas, novios, novias, viejos amigos. Cuando los aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas, hasta donde sé, ninguna de las llamadas telefónicas de las personas a bordo fueron mensajes de odio o venganza; todos eran mensajes de amor. Si lo buscas, tengo una sensación furtiva de que encontrarás que el amor realmente está por todas partes.”

(Si no la han visto, ¡vayan corriendo a verla! ¡Aunque ya haya pasado la Navidad!)

Me hospedé en el distrito de Westminster. Sí, el mismo de la famosa Abadía que ha sido testigo de la coronación de la Reina Isabel hace 65 años y del matrimonio de del Príncipe Guillermo y la Duquesa Kate en el 2011, entre otros muchos grandes eventos de la historia británica (el Príncipe Enrique y Meghan Markle se casarán fuera de Londres, en la Capilla de St. George en el Castillo de Windsor -la casa de fin de semana de la Reina). A solo pasos del hotel está la Abadía de Westminster, las Casas del Parlamento, y la emblemática torre del reloj más famoso del mundo, Big Ben. ¿Qué pensé yo cuando lo vi? En la cara de Chevy Chase en los años 80 manejando un carro pequeñito, desesperado tratando de salir de la rotonda: “Look kids, Big Ben! Parliament!” (National Lampoon’s European Vacation). A pasos del Río Támesis y el London Eye. No puedo pensar en una localización mejor.

Idealmente uno tendría muchísimo más tiempo para conocer una ciudad como Londres y sus alrededores, pero me fui más que satisfecha con todo lo que vi y conocí. Aquí les cuento un poco de mis aventuras en la capital británica.

Localizado al este del West End en el distrito de Westminster, Covent Garden es un pintoresco centro de comercio que en una época fue plaza de mercado; ahora es hogar de hermosos almacenes, jugueterías, exclusivas tiendas de ropa y calzado, hay artistas tocando música en sus calles. Aunque no tuve la oportunidad de llegar a un tradicional té en Harrod’s, aquí en Covent Garden tuvimos la grata experiencia. Té inglés, macroons… no se puede pedir una mejor bienvenida a Londres.

El golpe de suerte de este viaje fue la visita al Palacio de Buckingham. El palacio es la sede administrativa y la residencia principal de la monarquía británica y ha sido centro de la vida londinense en momentos de júbilo y de tristeza. No sabía que el Palacio solo está abierto al público durante dos cortos periodos del año, desde finales de julio hasta finales de agosto y durante el mes de septiembre. Si pretendes visitarlo en otro momento, no lo encontrarás abierto. Hay un recorrido especial por algunos salones de estado y no se permite tomar fotos adentro. Tuve la oportunidad de ver una pequeña pero muy emotiva exhibición de algunos artículos personales de la Princesa Diana, lo que era su escritorio personal, con fotos de sus hijos, una maquinilla de escribir y otros artículos. Allí ya en los jardines nos comimos un helado espectacular en el Buckingham Palace Dairy Ice Cream, donde hacen el helado con leche de la vacas reales de Windsor Castle, que queda apenas a una media hora de la ciudad.

IMG_2257london-buckingham-palace

London-buckingham-ice-cream

Londres es una ciudad preciosa, por donde andas, tienes vistas bonitas, Victoria Gardens, el London Eye, los famosos pubs. Eso fue una de las cosas que más disfruté de la ciudad, no solo ver los típicos lugares turísticos sino ver la vida diaria de los locales. Desde tempranas horas de la tarde de un viernes cualquiera, los pubs están repletos de jóvenes ejecutivos, estudiantes, en fin.  Antes, Inglaterra no era conocida por su comida; el plato más clásico: fish and chips (pescado empanado y papitas picantes). ¡Nada que yo quisiera comer! Lo que sí me encantó fue el “Full Monty”, desayuno común de la clase trabajadora (en otras palabras, ¡comí como obrero!). ¿De qué consta un “full English breakfast”? Huevo frito, frijoles (habichuelas) blancas, zetas, tomate hervido, papa y tocineta (de la canadiense, ¡no la gringa!). YUM! ¡Con ese desayuno, me podía ahorrar el almuerzo! Londres es una ciudad multi-cultural, un “melting pot”, así que disfrutamos comida vietnamita, de la India (¡espectacular!), italiana, y una sorpresa que nos tenía preparada una de mis compañeras de viaje: una cena en ‘maze’, el restaurante del famoso Chef Gordon Ramsey. ¡Que experiencia! El servicio impecable, la comida estilo tapas, increíble, la mezcla de sabores, dulces y salados, texturas, el ambiente, en fin, imperdible si tu presupuesto de viaje te lo permite. ‘maze’ se encuentra en el exclusivo barrio de Mayfair, donde se encuentran también las boutiques de Oscar de la Renta y Carolina Herrera, entre otros.

Otra cosa absolutamente imperdible en Londres son los museos. Si tienes el tiempo, ¡ve a todos! Yo, lamentablemente, tuve que escoger. Londres no es una ciudad barata y el cambio de .70 centavos de £ por dólar no nos favorece, pero les cuento que algunos de los museos más importantes no cobran entrada. Entre ellos: British Library, la biblioteca más grande del mundo, British Museum, National Gallery, Natural History Museum, National Portrait Gallery, Science Museum, Tate Modern y The Tate Britain.

El National Portrait Gallery, parte del National Gallery, se encuentra en Trafalgar Square y guarda retratos de importantes personalidades que han hecho parte de la historia británica. Aquí vimos cuadros de la Reina, al lado de Ed Sheeran, Amy Winehouse y Tom Hiddleston, pero lo que para mí fue excepcional, la sala de los Tudor. Retratos de Enrique VIII, Ana Bolena y toda su estirpe. ¿Les he contado que mi madre me quería poner por nombre Ana Bolena cuando iba a nacer? ¡Qué tal el karma que me hubiera tocado! ¡Descabezada por el marido! (por suerte cambió de parecer). Cuando abrió en 1856 fue la primera galería de retratos del mundo. Su colección hoy día es de 195,000 retratos. El National Gallery abrió sus puertas en 1824 y su colección alberga 2,300 pinturas que datan desde mediados del Siglo XIII hasta el año 1900. Si vas a visitar la ciudad esta primavera o verano, podrás visitar una exhibición de Monet, la primera del pintor francés en Londres en 20 años, del 9 de abril al 29 de julio, Monet y la Arquitectura.

Pero si tenía que escoger un solo museo para conocer, era sin duda el British Museum. Famoso y controversial por albergar obras de los siete continentes -y muchos piensan que estas obras deberían ser devueltas a sus países de origen, pero ese debate lo dejamos para otro día. Un resumen breve del British Museum es que cuenta la historia de la humanidad, de las grandes civilizaciones, su arte y sus culturas. Fue establecido en 1753 y difícilmente puede verse completo en un solo día. Aquí verás la piedra original de Rosetta Stone, una estela de granodiorita encontrada en 1799, inscrita con tres versiones de un decreto emitido en Memphis, Egipto en 196 a.C. y que demostró ser la clave para descifrar los jeroglíficos egipcios. Verás las piezas que no están en Atenas del Partenón, momias sagradas de Egipto, esculturas de la antigua Roma… en fin, una de las colecciones más impresionantes del mundo.

london-british-museum

En el distrito de Westminster puedes hacer una visita guiada a las Casas del Parlamento, pasear por Parliament Square, donde me tomé una foto en la estatua de Winston Churchill, pero donde también encontré la cara conocida de Abraham Lincoln, Nelson Mandela y Mahatma Gandhi. En total hay 10 estatuas de hombres de estado, casi todos, pasados Primeros Ministros. Y leyeron bien, hombres. Solo hay hombres en Parliament Square. Hasta hace pocos días se llevó a cabo una batalla de dos bandos sobre la decisión de incluir a la primera mujer a esta plaza, el bando de la ex-Primera Ministro Margaret Thatcher y el bando de Millicent Fawcett, una sufragista y líder de uniones trabajadoras. Esta la ganó Fawcett. Yo creo que la “Iron Lady” también debería estar allí. Hay espacio para dos mujeres al menos, ¿no?

london-churcill

De Miami a Puerto Rico con Amor

Mucho se ha hablado del doble paso del devastador huracán María: el que arrasó con nuestra hermosa isla y el que desgarró millones de corazones de los boricuas en la diáspora. Mucho me ha costado poner en palabras historias desde el paso de María. Esas primeras horas sin tener noticias de familiares y amigos, se fueron convirtiendo en días, semanas… Las imágenes que se empezaron a ver alrededor del mundo eran simplemente trágicas. Pero cuando hay una tragedia de esta magnitud, la gente suele ser generosa. Voluntarios llegan de todas partes a ofrecer ayuda. Muchas veces, sin embargo, hay una pequeña pizca de desconfianza cuando te encuentras lejos. Si entrego en un centro de acopio, ¿llegarán las cosas a las manos correctas? ¿Se entregarán a tiempo? Esa preocupación fue justamente la que movió a esta publicista y  “amateur blogger” a hacer algo de forma más directa, o al menos, lo más directa posible. Vivo en Miami hace 5 años pero viajo a la isla con frecuencia; cada vez que puedo. Este viaje en el fin de semana largo de Acción de Gracias era diferente. Era la primera vez que iba a ver a Puerto Rico después de María. Todo empezó con un esfuerzo pequeño de una cuenta online para recolectar algo de fondos para enviar artículos de primera necesidad a los amigos más cercanos: baterías, abanicos recargables, comida enlatada, lo que ellos me dijeran que les podía hacer falta de momento. Luego, algunos amigos empezaron comprar artículos en Amazon para eventualmente enviar a Puerto Rico, una vez el correo normalizara operaciones. Mientras tanto en Miami, donde rápidamente se crearon centros de acopio, se empezaron a recoger donaciones de la empresa privada. Gracias a contactos laborales, se logró coordinar un envío de 40 toneladas de comida de perro y gato, en avión privado en conjunto con una organización basada en Boston, a Puerto Rico. Se había logrado algo importante.  Pero, ¿qué más se podía hacer? La inquietud de poder ayudar de forma más directa seguía en mi mente y corazón. Poco a poco, se fueron recogiendo más donaciones, empezando con el grupo de General Mills en Miami; comprando más suministros, que se convirtieron en cajas y cajas de cosas para enviar a Puerto Rico. Me escribió una prima en Facebook: “esto muestra que una sola persona, puede hacer la diferencia”. Pero una persona solita, a menos que tengas muchos fondos a su disposición, lo cual no es mi caso, no puede correr con el gasto completo. En ese momento se empezó a formar un grupo muy heterogéneo de voluntarios y donantes “orgánicos”. El Puerto Rico Film Friends Relief Fund en compañía de la empresa de alquiler de equipo de cine, PJ Gaffers, pagó el envío de las donaciones recogidas en Miami (gracias a mi amiga Rosa que además de ser damnificada de María, fue una gran aliada de mi pequeña causa). Mientras tanto en Puerto Rico, el Centro para Puerto Rico y JM Blanco Amerisourcebergen donaron sobre 40 cajas de agua (gracias a dos hermanas que la vida me regaló, Gloribel y Rosangela). Una compañía local, Quiñones Sign Specialties, establecida en Ponce y de un compañero de Sagrado, puso a disposición sus vehículos pick-up para movilizar la donación de la preciada agua. En otras palabras, fueron los mismos amigos a los que yo quería ayudar, los que llevaban incontables días sin electricidad, sin agua o sin señal, o todas las anteriores, los que se pusieron a la orden de la “misión” para lograr la entrega de lo que se había recogido en Miami. A su vez, las compañías Walmart y Yaucono, de manera local, donaron compras, café, leche, comida enlatada, también gracias a dos “angelitas” colegas que también movieron a su gente localmente para conseguir esto. Poco a poco, lo que empezó con un par de paquetes de baterías, lucía como algo que podía impactar de manera muy positiva a alguna comunidad en necesidad. Por fin se llegó el día de viajar a Puerto Rico. Ese día se demoró un poco porque conseguir vuelos de regreso estaba bien difícil. Ya planeado el día de la entrega, el 25 de noviembre, había tantos suministros que faltaban carros para movilizarlos. Sin dudar, la CEO de la compañía puertorriqueña de planeación de eventos, Sizzling Ideas Concept Developers and Event Designers, Eugenia Rivera -mi tocaya y también compañera de Sagrado, entre otras cositas, puso sus vehículos -y su familia, también a disposición de la misión. Una da las voluntarias, también residente de Miami, María “Charito” Sepúlveda, llevó no solo a su mamá, sino también a su “support dog”, Lila June, quien participó alegremente de la entrega. Los padres de Charito, Gloria y Luis Sepúlveda, perdieron su casa en el Camino Los Aquino de Carraízo. Lo que quedaba, ya fue demolido y ahora se preparan, poco a poco para reconstruir. A pesar de su propia tragedia, doña Gloria entregó compras, transportó agua y especialmente, dio mucho amor de una manera tan alegre que nos dio una gran lección a todos ese día. IMG_0419

Yo llegue primero al sector de Puente Jobos de Guayama a ver mi tío, de quien habíamos tenido noticias pero con quien no habíamos hablado desde el paso de la tormenta. Me lo llevé en la comitiva y fue así como salió el grupo, luego de superar dificultades por la falta de señal, hacia la afectada comunidad de Punta Santiago en Humacao. Publicistas, productores, colegas, ex-compañeros de trabajo, de universidad y de colegio, familia; algunos se conocían de antes, algunos se conocieron ese día. Llevaron a sus hijos a ayudar (porque ya somos “grandes” y nuestros hijos ya pueden ayudar… además, bien dicen que enseñamos más con nuestro ejemplo que con palabras).IMG_0449

Con la entrega de suministros, artículos de higiene, artículos de bebé, agua, lámparas, se impactó esta necesitada comunidad al este de la isla, muy cerca del lugar por donde entró el huracán aquel 20 de septiembre. La coordinadora de donaciones en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de dicha comunidad, Lourdes Torres, nos dijo en algún momento del día:  “toda la ayuda es bienvenida y sobre todo necesaria; María nos ha golpeado a todos, pero ha sido más cruel con nuestra gente más vulnerable. Los estamos ayudando desde el 2 de octubre con suministros, pero también estamos fomentando en ellos la autogestión, ese deseo de luchar, por sí mismos y salir adelante”. Mi querida amiga Vanessa, quien me ayudó con la donación de Walmart, ya había visitado el área y me hizo una anécdota de esas que se dan en estas tragedias: el párroco de la iglesia les contó que el mar entró 600 metros al área y los bancos de la capilla todos con el agua y el viento volaron hasta la calle; los santos, sin embargo, quedaron todos en intactos en su lugar. figuras de resina que fácilmente pudieron haber volado, pero no fue el caso.IMG_0503 (1)

Pueden seguir ayudando a la Parroquia, que se encuentra en la Calle Iglesia de Punta Santiago, Humacao. Como bien dijo Lourdes, cualquier ayuda es buena y encontrarán un grupo de personas amorosas y entregadas a ayudar. Puedes identificar una comunidad a la que puedas ayudar, aunque creas que tu ayuda es “poquita”. Siempre habrá alguien agradecido. nosotros entregamos aproximadamente 50 compras, de 10 que esperábamos llevar, gracias a la generosidad de familiares y amigos, que en medio de sus propios retos, sacaron de su tiempo y dinero para ayudar. No tuve ni que alquilar carro porque una amiga muy generosa, me prestó su SUV para ahorrarme ese gasto.

Sigue faltando ayuda en tantos sectores de la isla. Esto fue algo tan pequeño comparado con lo que hace falta, pero la satisfacción de haber podido hacerlo llena mi corazon. Escribí esta entradita en el blog para agradecer a todos y cada uno de los que me ayudaron a mi, aunque no los nombre e todos por nombre y apellido, GRACIAS. Apoye el negocio local. Ellos son los que están dando el todo por el todo por Puerto Rico.

Parte de las donaciones se distribuyeron también en las comunidades de La Perla y Villa Palmeras.

Y una parte muy especial, en Santurce. En la Calle San Jorge vive un señor conocido como el “Cat Man of Puerto Rico”, Glen Venezio. Glen hace una ruta de alimentación de sobre 70 gatitos callejeros todas las noches, con huracán o sin huracán. A Glen se le llevó comida y tarjetas de regalo. Si tu causa son los animalitos y quieres ayudar a Glen, lo puedes hacer a través de PayPal o ATH Móvil:  https://paypal.me/glencats / 787 231 4981.

Bien dice un gran amigo mío, músico e ingeniero, que tiene siempre la capacidad de hacerme llorar (y este viaje no fue la excepción), que para tener un mejor Puerto Rico, lo que hace falta son mejores puertorriqueños.